¿NECESITAS AYUDA? +34 96 615 04 25 +34 62 301 25 03
Compra en cómodos plazos

 
Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Total productos: (IVA incluido)
Total envío: (sin IVA) Envío gratis a partir de 65€ (ver condiciones)
Impuestos 0,00 €
Total (IVA incluido)
Ver más productos Ir a la caja

La Conquista del Everest

Por JM Ferri – Viajero de la Historia

Conquista del Everest: Edmund Hillary y Tenzing Norgay Edmund Hillary y Tenzing Norgay, 1953. Foto: Jamling Tenzing Norgay / CC BY-SA consultada en Wikimedia Commons[/caption]

29 de mayo de 1953. El neozelandés Edmund Hillary y Tensing Norgay, un guía sherpa nepalí, completan una de las hazañas más importantes de la historia del alpinismo mundial: la conquista del Everest. El «techo del mundo» había sido coronado.

El «Chomo Lungma» y los fracasos del Everest

El nombre Everest es el vocablo inglés que define al Chomo Lungma («la diosa madre de las nieves»), su nombre nepalí. Fue acuñado por George Everest, un geógrafo británico que consiguió calcular la altura de la montaña mediante el método de triangulación. La gran dificultad con la que se encontró Everest fue que las leyes nepalíes no permitían entrar en su territorio a ningún extranjero, por lo que tuvo que observar y realizar los cálculos… ¡desde la India!

En 1921 el coronel Howard Bury hizo un primer intento de trazar un camino para ascender a la cumbre, pero la mala climatología y sus problemas de salud lo obligaron a abandonar.

la última foto de Mallory e Irvine antes de desaparecer en el Everest La última foto de Mallory e Irvine antes de desaparecer en el Everest. Foto: Secrets of the Ice

Uno de los episodios más conocidos y enigmáticos de la historia del Everest se produjo en 1924. Los escaladores George Mallory y Andrew Irvine desaparecieron en la parte más alta de la ascensión sin dejar rastro. El cadáver de Mallory fue localizado 75 años después, en estado de congelación. En la actualidad, todavía no se puede saber con seguridad si los dos alpinistas fallecieron durante el ascenso o si habían hecho cumbre y murieron al bajar.

La expedición que pasó a la Historia

Hillary, un veterano de la Segunda Guerra Mundial, practicaba el alpinismo desde su juventud. Después de la guerra había ascendido a las principales montañas de su país y su primera experiencia en el Himalaya fue en una expedición británica de reconocimiento del Everest, en 1951. Un año después intentó el ascenso al Cho-Oyu, pero el equipo no pudo hacer cumbre y se vio obligado a descender. Ese mismo año conoció al inglés John Hunt, que lo convenció para incorpororarse a un grupo que estaba organizando para subir al Everest.

Edmund Hillary durante la Segunda Guerra Mundial Edmund Hillary durante la Segunda Guerra Mundial. Foto: Autor desconocido / dominio público consultada en Wikimedia Commons

La aventura dio comienzo durante la primavera de 1953. Hunt había conseguido reunir un equipo de unas 400 personas, 20 de los cuales eran sherpas de guía y porteo. El campamento base se instaló en marzo, y el campamento para la aproximación final fue preparado unas semanas después, a 7.890 metros de altitud. El día 26 de mayo se hizo un primer intento de cumbre, pero problemas con el sistema de oxígeno de uno de los participantes les obligó a descender cuando se encontraban a 90 metros de la cima. Hunt designó entonces a Hillary y a Norgay como responsables del siguiente intento.

El día 28 los dos hombres montaron su tienda a 8500 metros e hicieron noche. Sus compañeros descendieron al campamento de Hunt, y los dos aventureros contaron con su oportunidad de conseguir la gloria. Al día siguiente iniciaron la aproximación, Hillary con las botas congeladas y Norgay con casi 15 kilos de peso en la mochila.

La mayor dificultad de la última parte llegó en la forma de una roca de 12 metros de altura. Después de analizar varias opciones para superarla, Hillary atravesó una grieta entre el peñasco y el hielo, ayudando después a su compañero a cruzarla. Hoy en día ese tramo se conoce como el «paso de Hillary». La última parte fue mucho más sencilla y los dos montañeros acordaron llegar a la cima a la vez.

Cara norte del Everest La cara norte del Everest. Foto: Luca Galuzzi / CC BY-SA consultada en Wikimedia Commons

Estuvieron en el pico del Everest durante 15 minutos, tras los cuales decidieron regresar. Norgay dejó un poco de chocolate como ofrenda a la montaña, mientras que Hillary hizo lo propio con una cruz que le había dado Hunt.

Cuando iniciaron el descenso, descubrieron que la nieve había borrado sus propias huellas, por lo que el retorno se complicaba. A pesar de la dificultad técnica, consiguieron llegar hasta sus compañeros para darles la buena noticia. Acababan de entrar en la Historia.

La noticia de la conquista del Everest llegó a Inglaterra el día 2 de junio. La casualidad quiso que esa fecha coincidiese con la coronación de Isabel II al trono del Reino Unido, y que uno de sus primeros actos fuese el nombramiento de Hillary como caballero del Imperio Británico. Norgay, al ser extranjero, no podía ser reconocido con este título, pero recibió la Medalla de George, la máxima condecoración para un civil en reconocimiento por su gran valentía.

El legado tras la conquista del Everest

Tensing Norgay fue aclamado como un héroe en la India y en Nepal, además de por el Reino Unido. Su vida siguió ligada a las montañas del Himalaya hasta su muerte en 1986. 

Estatua de Tenzing Norgay en el Instituto de Montañismo del Himalaya

Estatua de Tenzing Norgay en el Instituto de Montañismo del Himalaya. Foto: Colin Ashe / CC BY-SA consultada en Wikimedia Commons[/caption]

Hillary no paró de vivir nuevas aventuras. Siguió escalando montañas en el Himalaya y en 1958 llegó al Polo Sur. Su leyenda se completó en 1985, a la edad de 66 años, cuando participó en una expedición al Polo Norte. En aquella aventura también participó Neil Armstrong, el primer astronatura que había pisado la luna. Hillary se convirtió en la primera persona que había estado en los dos polos y en la montaña más alta del planeta.

Además de a la aventura, Edmund Hillary dedicó su vida a la labor filantrópica. Desde su gesta en el Everest, desarrolló una fundación para el desarrollo del pueblo sherpa. Gracias a su aportación, se construyeron escuelas y hospitales en las zonas más remotas del Himalaya. Fue reconocido y querido por el pueblo nepalí, llegando a ser nombrado ciudadano de honor del país en 2003 tras las celebraciones por el 50 aniversario de la conquista del Everest.

Hillary falleció en el año 2008 de un ataque al corazón. Desde entonces el aeropuerto más cercano al Everest, el de la ciudad de Lukla, lleva el nombre de los dos pioneros: Aeropuerto Tenzing-Hillary.

Fuentes consultadas

  • Edmund Hillary. Entrada sobre el alpinista neozelandés en Wikipedia. Consultado en Edmund Hillary – Wikipedia.
  • Edmund Hillary, el hombre que conquistó el Everest. Artículo de La Vanguardia, 20 de julio de 2019. Consultado el 18 de mayo de 2020.
  • Bruhns, Sarah (2013). When Neil Armstrong and Edmund Hillary took a trip to the North Pole. Revista Atlas Obscura, consultada el 18 de mayo de 2020 en su edición digital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.