Como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones

Gracias a que aprendí esta forma de cómo atarse las botas, dejé de sufrir cuando salía a la montaña.

Pensaba que estaba predestinado a sufrir rozaduras siempre.

Creía que eran mis pies y mi talón que sobresalía más de la cuenta. Pero era un error de concepto y también ignorancia.

Cuando estaba cursando el curso de Guía de montaña en 1997 en Benasque. Tuve la suerte de tener una joven médico que nos daba anatomía y otras materias relacionadas con estos temas.

La cuestión es que un día llevó una bota semirigida a la clase y nos dijo : «os voy a enseñar ha ataros las botas» imaginaros la escena llena de risas y comentarios poco acertados de los que estábamos allí, creyéndonos los montañeros del año.

De esta forma empecé a ver la luz al final del túnel. No tengo suficientes palabras de agradecimiento para aquella fantástica mujer.

Ahora redacto estas lineas acompañando un video que grabé hace unos años para que se entienda mejor el concepto.

Espero pueda servir de ayuda a todos los que como a mi nos gusta la montaña, hacer rutas de varios días, plantearse rutas más espiritules como el Camino de Santigo, o simplemente disfrutar de la montaña sufriendo lo mínimo posible.

#Paso 1

La primera lazada se hace un nudo simple para dividir la tensión de la caña con el empeine.

Aquí lo ajustamos a nuestro gusto.

Existen en el mercado botas con engarces que dejan el cordón sujeto sin necesidad de nudo alguno.

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 1

Cómo atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 1

#Paso 2

Las lazadas pasan de arriba hacia abajo.

Con este sistema conseguimos que la cordonera ejerza presión sobre si misma y evitamos que se afloje.

La tensión en está parte la tendremos que ir valorando con la práctica hasta que demos con la que mejor se adapte a nosotros.

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 2

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 2

 #Paso 3

Ahora volvemos ha anudar el cordón con un nudo simple.

Seguimos con el mismo concepto; asegurarnos de que el cordón no se afloje.

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 3

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 3

 #Paso 4

Repetimos el Paso 3 las veces que sea necesario, según la altura de la caña.

Tener precaución en el ultimo para dejar algo de hueco, !!no apretar !!.

Solo apretamos en terreno cuesta bajo y poco uniforme, NUNCA CUESTA ARRIBA.

Ya que la misma presión que ejercería la tibia sobre el empeine, empujaría a nuestros talones contra la bota, y se nos producirían las discordantes rozaduras.

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 4

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones paso 4

 #Paso 5

Por ultimo hacemos la lazada final en la parte externa de la bota.

De esta forma evitamos que los lazos que nos quedan puedan engancharse con las hebillas de la otra bota al hacer pasos cruzados, en terreno expuesto.

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones

como atarse las botas y evitar rozaduras en los talones

 Francisco Beltrán

Guía UIMLA

12Comentarios

  • Horacio dice:

    Sos un genio!!!! Lo probaré. Gracias por compartir conocimiento!!!

    • fbeltran dice:

      Gracias por tu comentario, como has podido leer en otros comentarios, fue por motivo personal, cuando saliá a la montaña terminaba con los talones destrozado, hasta que vi la luz con esta forma de atar las botas.
      un saludo
      Francisco Beltrán
      Guía UIMLA

  • Jose Antonio dice:

    Hola,
    No sabia lo de atarse las botas asi. Lo probaré.
    Nunca habia tenido problemas en talones y he dejado de usar unas Bestard FF (compradas hace 5 años) durante un año y los dos últimos dias además de ampollas me han dejado inflamado todo el talón.

  • Indalecio dice:

    Tengo que felicitar por el consejo para atar las botas, compré unas nuevas, dos salidas y ampollas, cuando he probado a atarlas como explicas, ha sido increíble, no hay ampollas.

    Muchas gracias y un saludo.

    • fbeltran dice:

      Gracias por tus palabras Indalecio.
      Lo cierto es que yo descubrí esta manera en el curso de guía, por la medico que nos daba anatomía, y me cambió la vida, creía que tenía los pies amorfos y que esa era mi penitencia.
      Me alegro que te funcione
      un Saludo
      Francisco Beltrán
      Guía Uimla

  • Me ha pasado lo mismo que a vosotros cuando aquel médico os dijo que os enseñaría a ataros las botas: he esbozado una sonrisa. Pero yo siempre sufro rozaduras y, además, la soberbia es pecado capital. Así que voy a practicar tus consejos y a ver qué resultados tengo.

  • […] Otro componente necesario son los calcetines de poliéster, se calentará menos el pie. Ahora existen otras fibras que aparte de evacuar la humedad, regeneran la piel, evitando o retrasando las temidas ampollas. […]

  • […] 2. Cuida tus pies, la mayoría de los abandonos o de pasar malos ratos nos los producen los pies. Un calzado adecuado, y en buenas condiciones, si quieres saber si está en condiciones tu calzado lo tienes fácil, haz lo que piensas hacer dos días seguidos y valoras como tienes los pies. Se honesto contigo. Los calcetines también marcan la diferencia, usa calcetines de poliéster Coolmax, se calentará menos el pie. Ahora existe otras fibras que aparte de evacuar la humedad, regeneran la piel, evitando o retrasando las temidas ampollas. […]

    • oscar dice:

      Ojala! me funcione me miedo comprarme botas, solo he llevado unas botas hace años que no me salieron ampollas. ahora sufro simepre voy con compeed para ampollas.

      gracias por tu consejo lo probare seguro

      • fbeltran dice:

        Buenas soy Francisco autor del post, personalmente cuando empecé mi andadura de caminista de montaña creía que mi pago por disfrutar de la montaña era que me salieran ampollas en los talones. Vi la luz en el curso de guía de montaña cuando la medico que nos daba anatomía, nos dijo en una clase que nos iba a enseñar a atarnos las botas. Imaginate la sorpresa ya que la medico para nsootros era una principiante en los deportes de montaña. Nos dejó boquiabiertos con esta manera de atarlas y la explicación que nos dió de la misma. ahi empecé a ver la lúz en las salidas a la montaña y desde entonces no he vuelto a tner problema de rozaduras en los talones.
        gracias por tu comentario y espero te funcione.

        Salu2 Francisco Beltrán-Guía UIMLA

        Posdata: refuerza las partes más sensibles con esperadrapo de tela o tape de 5cm. Funciona mejor que el Compeed.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: