¿NECESITAS AYUDA? +34 96 615 04 25 +34 62 301 25 03
Compra en cómodos plazos

0,00 €

Ningún producto

Transporte 0,00 € Total 0,00 €
Ir a caja
 
Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Total productos: (IVA incluido)
Total envío: (sin IVA) Envío gratis a partir de 79€ (ver condiciones)
Impuestos 0,00 €
Total (IVA incluido)
Ver más productos Ir a la caja

Factores a tener en cuenta y recomendaciones para evitar situaciones de riesgo en la práctica de deportes de montaña

Banner de seguridad en montaña con una escaladora en un desplome con un fondo de nubes naranjas y cielo azul

Con la llegada del verano, muchas personas se aventuran a la montaña en busca de aventuras y retos, la seguridad en montaña determinará la experiencia.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que la seguridad en la montaña es esencial para evitar situaciones peligrosas.

La deshidratación, el calor, el problema de la fatiga de los pies, la masificación de las montañas, la falta de experiencia unida a llevar equipamiento de poca calidad o insuficiente son factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir accidentes en la montaña.

A continuación, ofrecemos una serie de recomendaciones para disfrutar de una experiencia segura en la montaña en verano.

Hidratación adecuada:

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los montañeros en verano es la deshidratación. Durante la práctica de actividades en la montaña, el cuerpo pierde líquidos a través de la sudoración y la respiración, lo que puede provocar síntomas como mareos, fatiga y dolor de cabeza.

Es fundamental llevar suficiente agua y bebidas isotónicas para mantener el cuerpo hidratado en todo momento. Lo ideal es beber cada 30′ el equivalente a 1 vaso de agua 20cl de un trago. Más info

Hidratación la clave de seguridad en Montaña

Protección contra el calor:

El calor es otro factor que puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes en la montaña en verano.

Es importante protegerse del sol con gorras o sombreros, gafas de sol y protector solar de alta protección. Además, es recomendable evitar las horas de mayor calor del día y descansar en lugares frescos y con sombra.

Planifica el horario para salir temprano y llegar al objetivo antes del medio dia.

Problema de la fatiga de los pies:

La fatiga de los pies es otro problema frecuente en la montaña en verano, especialmente en largas caminatas o travesías de varios días.

Para evitarlo, es fundamental llevar un calzado adecuado y cómodo, que sujete bien el pie y permita la transpiración.

Buscaremos un calzado que sujete bien el pie con u a rigidez acorde a la actividad. es recomendable llevar calzado más rígido en travesías o caminatas de varios días, eso evitará la fatiga plantar.

Además, es recomendable utilizar calcetines adecuados que eviten la formación de ampollas y rozaduras.

Masificación de las montañas:

Otro factor que puede aumentar el riesgo de sufrir accidentes en la montaña es la masificación de las mismas. Es importante elegir rutas menos concurridas y respetar las normas de circulación en las zonas más concurridas.

Asegurate de que tu ruta no tenga embudos o pasos donde si se queda parado el montañero que va delante no tengas opciones de pasar. Típico en el pirineo el Pico del Aneto en su paso de de Mahoma.

Además, es fundamental respetar el medio ambiente y no dejar basura en la montaña.

MAsificación de las grandes rutas en la imagen mas de 200 alpinistas en cola subiendo al Everest la seguridad en montaña pende un hilo nunca mejor dicho.

Falta de experiencia y equipamiento insuficiente:

La falta de experiencia en la montaña y el uso de equipamiento insuficiente o de mala calidad son factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir accidentes.

Es fundamental planificar la ruta con antelación, llevar mapas y brújula y contar con el equipamiento adecuado para la práctica de la actividad. El buen equipo lo apreciarás en las ocasiones más comprometidas. Un día soleado y con buena visibilidad y una senda ancha sería siempre lo ideal. Aunque en la montaña estas circunstancias no son las más habituales.

Además, es recomendable llevar un botiquín de primeros auxilios y saber cómo utilizarlo.

montañero con equipo roto o muy usado, arriesga su seguridad en montaña

Continuando con el tema de seguridad en la montaña en verano, es importante destacar otros factores a tener en cuenta y consejos de prevención para disfrutar de una experiencia segura en la montaña.

Conocer el terreno y las condiciones climáticas

Es fundamental conocer el terreno y las condiciones climáticas antes de emprender una ruta en la montaña.

De esta forma, se pueden planificar rutas adecuadas a las capacidades y experiencia del grupo, evitando así situaciones peligrosas.

Otra cuestión importante en seguridad en montaña es, estar pendiente de los cambios en las condiciones climáticas y tener un plan de acción en caso de que sea necesario. Ahora existen APP que pueden darte una previsión muy acertada para evitar imprevistos.

Lo que no deja que te formes en saber leer las condiciones climáticas, ya que en media y alta montaña los cambios son muy rápidos.

No sobrestimar las capacidades:

Otro factor a tener en cuenta es no sobrestimar las capacidades físicas y técnicas del grupo o de uno mismo.

Es importante elegir rutas y actividades acordes al nivel de experiencia y capacidad física, evitando así situaciones de riesgo.

Conocer las señales de peligro:

Es fundamental conocer las señales de peligro y actuar de forma rápida y efectiva en caso de emergencia. Por ello, es recomendable llevar un teléfono móvil con batería suficiente, llevar una lista de números de emergencia y saber cómo actuar en caso de accidente o lesión.

Respetar las normas y señales de la montaña:

Es importante respetar las normas y señales de la montaña para evitar situaciones peligrosas. Esto incluye respetar las zonas de protección, no salirse de los senderos marcados y no alterar el medio ambiente.

Un práctica muy habitual en los primerizos de montaña es la de los atajos en sendas en zig-zag. Son sendas que se hicieron hace muchos años, con la pericia y el conocimiento del medio natural. El principiante debe de respetar estos caminos y no hacer nuevos que terminan por degradar la montaña

No ir solo:

Finalmente, es recomendable no ir solo a la montaña. Es fundamental contar con un grupo de al menos dos personas para evitar situaciones de riesgo en caso de accidente o lesión. Además, es importante informar a alguien de confianza sobre la ruta a seguir y el tiempo estimado de regreso. No improvisar y hacer cambios de ultima hora que suelen ser las causas de los accidentes.

En conclusión,

Como ya hemos apuntado en artículos anteriores, nos repetimos en algunos aspectos que consideramos de vital importancia. La seguridad en la montaña en verano es esencial para evitar situaciones peligrosas.

La deshidratación, el calor, la fatiga de los pies, la masificación de las montañas, la falta de experiencia unida a llevar equipamiento de poca calidad o insuficiente son factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir accidentes en la montaña.

Es fundamental conocer el terreno y las condiciones climáticas, no sobrestimar las capacidades, conocer las señales de peligro, respetar las normas y señales de la montaña y no ir solo.

Seguir estas recomendaciones permitirá disfrutar de una experiencia segura en la montaña y evitar situaciones de riesgo.

Teléfonos de EMERGENCIA :

112 EMERGENCIAS

062 Guardia Civil Rescate en montaña descargaté el PDF del GREIM

¡Nos encantaría saber tu opinión y valoración sobre nuestro contenido! Por favor, déjanos un comentario y pon una calificación. Tu retroalimentación es muy valiosa para nosotros. ¡Gracias!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.