¿NECESITAS AYUDA? +34 96 615 04 25 +34 62 301 25 03
Compra ahora y paga en 7 días

 
Producto añadido correctamente a su carrito de la compra
Total productos: (IVA incluido)
Total envío: (sin IVA) Envío gratis a partir de 65€ (ver condiciones)
Impuestos 0,00 €
Total (IVA incluido)
Ver más productos Ir a la caja

Montañero y padre, Especie en Extinción

Definición de Motañero*:

Personas de finales del siglo pasado que volvieron a sus orígenes. Respetaban el medio natural y practicaban todo tipo de actividades en la montaña, principalmente la espeleología.
Escalaban montañas y abrían nuevas vías o rutas.
Descendían a sus barrancos y descubrieron una nueva modalidad llamada Barranquismo, que les permitió acceder a nuevos rincones de belleza increíble e incomparable.
Recorrían las montañas, se perdían infinidad de veces, porque entonces no había señales ni postes, ni gps, ni wikilock… Había a lo sumo, simples hitos de piedras, colocados por anteriores montañeros, pero que siempre  lograban su objetivo: Guiarles.
Son los responsables del patrimonio de las escuelas de escalada equipadas para la escalada deportiva y fueron los fundadores de casi la totalidad de los clubs y centros excursionistas, que hoy en día prestan sus servicios a muchas más personas. Hoy la mayoría de esos Montañeros son también PADRES.
Cueva de la sarsa en familia

Cueva de la Sarsa

Son Montañeros que están en peligro de extinción, debido a que ahora, muchos aficionados a los deportes de montaña practican actividades más especializadas.
Ellos reúnen DOS características que le hacen ver la vida de otra manera.
La Primera es disfrutar de una de esas experiencias que te cambian la vida: SER PADRES.
Y la Segunda es atesorar las vivencias en la montaña. Quedan en el recuerdo las vías de escalada que se hacían en Solo Integral. Los descuelgues en Barrancos de anclajes precarios y sin neopreno.
Esta especie en extinción son personas que al tomar conciencia de su nueva situación de Padres, no se exponen a peligros innecesarios.
Las actividades de montaña se planifican mucho mejor, se tienen en cuenta los riesgos que antaño se obviaban, se han formado técnicamente en cursillos o son autodidactas responsables y no han dejado de aprender.
 
Valle de Pineta

Valle de Pineta con mis 2 hijos

A muchos les ha abandonado su larga melena, marca de la casa, y a los que todavía la conservan, les delata el color de sus cabellos, que ya empiezan a volverse grises y blancos.
Están en una fase más vital de sentir la montaña, han cambiado el subir de grado, por el gozo de estar ahí, en la naturaleza, en contacto con la roca.
Muchos son los que ahora, disfrutan más de las rutas de montaña, al redescubrirlas asombrados por lo que antes, apenas les llamaba la atención.  Disfrutan de los olores, los colores, las vistas, y se fijan menos en el tiempo que tardan en hacer esa cumbre o esa ruta.
Son un poco más sabios, al poder apreciar esas joyas que antaño no formaban parte de sus salidas.

Este es nuestro pequeño homenaje a esas personas que se sienten orgullosos de ser MONTAÑEROS

Francisco Beltrán

Montañero y Padre

*Es una definición propia que hago mía, relatando mi propia experiencia y la de muchos montañeros conocidos.

Si has leído esto y te consideras un montañero, déjanos un comentario con tu experiencia.

 

14Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.